Tradiciones y Vivienda Nueva

Las tradiciones son costumbres que se transmiten de generación en generación, muchas veces ligadas a la superstición, y que, en caso de seguirlas, ya no sabes muy bien ni cómo empezaron ni su significado, pero las sigues “por si acaso”.

Tradiciones hay muchas y para muy distintas ocasiones: algo rojo en nochevieja; algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul, para las bodas… Pero como lo nuestro es el ladrillo, queremos hacer un pequeño repaso a distintas tradiciones a la hora de estrenar casa.

¿Sabías que la tradición judía dice que el pan y la sal deben ser las primeras cosas en entrar en una nueva vivienda? La “explicación” es que la barra de pan asegura que en esaBársik-blog-258x300 casa no se pasará hambre, mientras que la sal traerá una vida llena de sabor.

En Filipinas es costumbre esparcir monedas por el salón de la nueva casa para atraer la prosperidad económica. ¿Quién no quiere bonanza financiera?

En Estados Unidos compran una escoba nueva cuando cambian de vivienda. Dicen que así no arrastran energía negativa o mala suerte. También allí, los descendientes de los nativos norteamericanos queman salvia para purificar el nuevo hogar.

En la India lo tradicional es poner en una olla leche y arroz, y hervirlos hasta que rebose. Es un ritual de pureza para la nueva casa que además, dicen, alarga la vida de los nuevos propietarios.

En Rusia la costumbre es que el primero en entrar en la casa a estrenar es un gato, y además allí donde se ponga a dormir es donde deben colocar la cama los propietarios. Lo más curioso de esta tradición es que la sigue tanta gente, ¡que incluso hay servicios de alquiler de gatos!

Como muestra del arraigo felino ruso para estrenar viviendas, hemos conocido recientemente que una empresa constructora ha hecho un casting para contratar un gato; sí, un gato. El elegido ha sido Bársik (en la foto), que tendrá como tareas aparecer en las redes sociales y visitar las viviendas que la empresa construya; por todo ello ha “firmado” un contrato por el que percibirá 400.000 rublos anuales (equivalentes a aprox. 6.250 dólares).

¡Vivir para ver!

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario: