Actuación Ante el Reconocimiento de Lesiones en Ladrillo

Es hora de empezar a restaurar el edificio de ladrillos, después de identificar la lesión patológica del material cerámico, así que es el momento de devolverle su aspecto original y recuperar la calidad del ladrillo.

Antes de intervenir en la reparación de las lesiones, se debe de efectuar el análisis de los procesos patológicos tomando en cuenta causas y efectos de las lesiones. Las investigaciones preliminares arrojan elementos para la solución de los conflictos a nivel de la fachada, pared o muro de ladrillos.

 

En este sentido, la rehabilitación de los materiales afectados se orienta hacia la reparación, que implica métodos de limpieza, y el mantenimiento, el cual incluye fortalecimiento de materiales.

Así mismo, hay que revisar los componentes estructurales para su conservación, como los procesos patológicos que pudieran padecer en un futuro los partes estructurales.

 

Propuestas de Reparación de Humedades y Erosión Física

Reparación de Humedades y Erosión Física - AGTecno-3 2Las opciones de refacción de los ladrillos de arcilla cocida buscan restaurar sus funciones constructivas óptimas.

Los correctivos son variados, por cuanto se aplican tanto a los tipos de materiales, elementos afectados, así como las alteraciones que los aquejan.

 

Lesiones por Humedades: Una vez reparada las causas que la originaron, se procede con limpieza o pintura, de acuerdo a los rastros dejados por la afectación.

 

Lesiones por Erosión Física: Los daños a causa de eventos atmosféricos, reconociendo el nivel de afectación en la fachada de ladrillos se deben cambiar, sanear y proteger con nuevos retoques el material cerámico.

 

Proyecto de Intervención: En la propuesta de recuperación del inmueble, también se establece el proyecto de intervención donde se encuentra el expediente del monumento. Es decir, el historial de problemas sufridos en el tiempo. En el abordaje técnico se definen los métodos para la limpieza de la superficie y además se fortalecen los materiales e hidrofugación.

 

Métodos de Limpieza

Es importante seleccionar el método de limpieza adecuado, de lo contrario, en lugar de recuperar los materiales, pueden aumentar su porosidad. Esto ocurre cuándo se utilizada métodos muy abrasivos, que pueden aumentar los daños de la infraestructura. Entre los métodos de limpieza de materiales de construcción se encuentran:

 

Químicos: Es recomendable, pero controlando los efectos de los químicos.

 

Agua: Es la limpieza con agua (exceptuando la marina), se emplea para ablandar la suciedad.

 

Arena: Se aplican chorros de arena, pero es un muy abrasivo, en lo posible evitarlo.

 

Mecánicos: Se integran con los métodos anteriores, se utilizan cepillos metálicos, bujarardas de agujas, entre otros.

 

Química: Complementan las limpiezas acuíferas y son de dos clases; Acida, se aplican ácidos sobre las zonas humedecidas. Alcalina, Se emplea sosa caustica con agregados.

 

Del mismo modo, se usan los llamados Espesantes, entre los que destacan las colas, provenientes de productos orgánicos, así como la arcilla inorgánica, que al ser aplicados en la superficie con un espesor no mayor a 10 mm, pueden desaparecer la mugre.

Los métodos más novedosos de limpieza utilizan ultrasonido con microondas y técnicas de láser, pero producen energía calórica excesiva.

 

Intervención de Consolidación de Materiales Orgánicos

En el siguiente punto, se trata la prevención de los riesgos de nuevas lesiones a causa de las limpiezas, tomando en cuenta que pueden aumentar la porosidad y por lo tanto la posibilidad de una nueva lesión. Es por ello que se aplica un mantenimiento preventivo con productos para aumentar la consolidación del material cerámico en las zonas intervenidas.

 

Los consolidantes se clasifican en inorgánicos y orgánicos.

 

Consolidantes Orgánicos: se mezclan en agua para su absorción; Lechadas de Cal, son soluciones en agua de hidróxido de cal. Silicatos Alcalinos, son diluciones de óxido de potasio o sodio con dióxido de silíceo. Ésteres de Silicato de Etilo: alcanzan una mayor profundidad y no generan eflorescencias

Fluosilicatos, contrarrestan el cantidad de alcalinidad de los morteros de cemento y cal.

 

Consolidantes inorgánicos: están conformados por polímeros termoplásticos y se clasifican en los siguientes tipos; Polímeros Vinílicos, se utilizan como un barniz cristalino. Polímeros Acrílicos, también se usan para recubrir, pero son más traslucidos. Polímeros Epoxi, son polímeros empleados en funciones adherentes o restauradoras. Siliconas, abarcan propiedades de los productos orgánicos y de los inorgánicos. Resinas Siloxánicas, pavimentan los componentes del material en las zonas afectadas.

 

Otro método de restitución de las funcionas cerámicas es la Hidrofugación, la cual es empleada para contrarrestar los efectos provocados por la lluvia y la humedad.

 

Antes de finalizar, a continuación se presenta un resumen de las patologías constructivas más comunes y el método recomendado para su erradicación:

 

Suciedad: Se eliminan con limpieza natural, química o mecánica.

Deformaciones: es necesario el  derrumbe y renovación del elemento.

Grietas: En el caso de obras de fábrica, se puede pensar en una sustitución de los elementos deteriorados por otros nuevos y en un rejuntado profundo de todos los elementos.

Fisuras: Exigen evaluación antes de la reparación, por lo general requieren demolición. En casos excepcionales se pueden cambiar por otros acabados.

Desprendimientos: Para rehabilitar el área se debe derrumbar las zonas afectadas y colocar nueva unidades.

Erosión Mecánica: Se aplica igual que la física.

Eflorescencias: Se elimina en forma similar a las suciedades.

Oxidación: Se quitará con cepillado y añadido de una nueva protección.

Corrosión: Se aplica igual a la oxidación en casos leves, de lo contrario hay que cambiar el área afectada.

Organismos: Hay que exterminarlos con repelentes y evaluar la integridad del área.

 

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario: