VIII Jornadas Culturales Objetivos de Desarrollo Sostenible

VIII Jornadas Culturales “Objetivos de Desarrollo Sostenible: un análisis desde la perspectiva de las personas mayores”

Herrera a la Vanguardia del Estandar PassivHaus

 

VIII Jornadas Culturales - Desarrollo SostenibleEl pasado lunes 25 de marzo dieron comienzo en la Universidad Pablo de Olavide las VIII Jornadas Culturales “Objetivos de Desarrollo Sostenible: un análisis desde la perspectiva de las personas mayores”, un evento que reunió a casi 1.000 estudiantes del Aula Abierta de Mayores de esta universidad.

 

Aquí os dejamos el prólogo completo de estas jornadas de Desarrollo Sostenible de Passivhaus o Casa Pasiva:

 

Cuando nuestro coordinador nos propuso el tema sobre el que versarían estas “VIII Jornadas Culturales”, la sensación inicial fue de perplejidad por el desconocimiento de lo que se nos estaba proponiendo, porque ¿qué era eso de: “Objetivos de Desarrollo Sostenible”?. El tema, sin duda era desconocido y a la vez aparentemente muy complejo. Pero a partir de este primer momento, el camino no era otro que el de afrontar el reto y ponernos manos a la obra para ver que podíamos aportar desde Herrera.

 

Nuestro primer paso fue el de informarnos sobre qué y cuáles eran esos Objetivos de Desarrollo Sostenible y de ahí, lo primero que conocimos es que eran 17. Lo siguiente fue analizar en qué consistía cada uno, y por último elegir sobre cuál o cuáles nos centraríamos para realizar nuestro trabajo.

 

En este transcurso de búsqueda inicial de información nos encontramos con un sorprendente descubrimiento, que por el momento dejaremos aparcado, aunque como veréis es el protagonista de nuestro trabajo. Pero permitidme que mantenga por unos momentos la posible curiosidad generada, y no duden que, indiscutiblemente, volveremos a ella.

 

El fin de nuestro trabajo quedó claro y así buscamos qué es lo que en Herrera, modestamente, se está haciendo en pro de la consecución de esos Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

Nos centramos en un primer momento sobre lo que nos pareció más conocido y que fácilmente lo vinculábamos al Objetivos 1: poner fin a la pobreza en todas sus formas y en todo el mundo, y al Objetivo 2: poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.

 

En relación a estos objetivos hemos podido ver como hay una sensibilización local que ha llevado a poner en marcha iniciativas por parte de instituciones,  asociaciones locales y personas a título particular. Estas iniciativas están dirigidas tanto a ayudar en el contexto más cercano como es el local, así como a ayudar a países en vías de desarrollo o con conflictos bélicos. Y brevemente pasamos a describíroslas.

 

Desde el Ayuntamiento además de la ayuda para las personas de la localidad en situación de necesidad, con un presupuesto de 15.000€ anuales, llevan a cabo desde hace 10 años un Proyecto de mantenimiento de una escuela en Malaui, con una aportación de 6.000€ y cofinanciado con la Diputación. De igual modo hace una aportación económica de 6.200€ a Manos Unida y otros 6000€ a Caritas.

 

Hemos identificado la labor de organizaciones como Manos Unidas que cuenta en Herrera con un nutrido grupo de voluntarias y voluntarios que, año tras año, se las ingenian para movilizar la solidaridad de los herrereños/as para conseguir fondos con los que sufragar proyectos de desarrollo en países necesitados.

 

Herrera cuenta con la labor llevada a cabo desde Cáritas, a través de la cual se ayuda a las familias desfavorecidas de la localidad, y a la vez también contribuye con la ayuda que Caritas Nacional lleva a cabo en otros países.

 

A destacar igualmente la labor social emergente desde las Hermandades y desde diferentes Asociaciones y colectivos de la localidad, que, bien ponen en marcha iniciativas propias o participan en las organizadas por otras. Del mismo modo el Colegio de Primaria realiza campañas de solidaridad impulsando así la ayuda a través de la transmisión de valores solidarios a los niños y niñas.

Herrera a la Vanguardia del Estandar PassivHaus - AGTecno-3 Sevilla

Pero nos encontramos también con algo muy importante como es la  iniciativa particular de muchos herrereños y herrereñas que movidos por las injusticias sociales aportan su granito de arena, sabedores que granito a granito se pueden formar montañas. Y muestra de ello son:

  • El acogimiento de niños/as saharaui que se inició en 1996 por mediación de Feliciano Moreno. Durante los dos meses de verano, además de proporcionarles unas condiciones adecuadas de vida se les hacían reconocimientos médicos para mejorar su salud. En algún caso se llegó a hacer acogimiento permanente.
  • Acogimiento de niños/as bielorrusos: este programa de acogida se desarrolló entre los años 2003 y 2014 y al igual que con los niños saharaui, el fin no era oro que el de alejarlos durante unos meses de la penuria en la que vivían y mejorar su estado de salud.
  • Apadrinamiento internacional de niños y niñas, como por ejemplo el desarrollado a través de la Fundación Vicente Ferrer por un matrimonio ambos alumnos de este Aula Abierta.
  • Colaboración como asociados o colaboradores de ONGs como Cruz Roja, Médicos sin Froteras, o Acción Planetaria entre otras.
  • Una iniciativa que nos sorprendió enormemente fue la de un hombre de Herrera que desde hace años hace acopio de ropa para entregar al que llaman “Padre Patera” y que es conocido por su ayuda a las personas inmigrantes que llegan a España jugándose la vida en patera.

 

Son todas ellas modestas iniciativas pero un gran ejemplo de sensibilización y solidaridad con quienes sufren las injustas desigualdades sociales que les hacen vivir de manera infrahumana e incluso perder la vida.

 

Sin duda podríamos profundizar mucho más en esta modesta contribución de la sociedad herrereña con respecto a los objetivos 1 del “fin de la pobreza” y objetivo 2 “Hambre Cero”. Pero, intuyendo que esta contribución posiblemente no sea mucho más ambiciosa que la llevada a cabo en otras localidades, y por tanto, sin ánimo de poder repetirnos con otros trabajos expuestos, nos centraremos en lo que al principio nos referíamos como un hallazgo importante y muy singular existente en Herrera y vinculado, especialmente, a otro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

 

Desvelemos este misterio, que no es otro que el englobado en el término

 

“PASSIVHAUS”,

un término que hasta este momento desconocíamos y que ya ha pasado a formar parte de nuestro vocabulario y nuestro conocimiento, y que, sin duda, también desde hoy formará parte del vuestro.

 

“PASSIVHAUS” significa “CASA PASIVA” y , en Herrera hay una, la primera Casa Pasiva certificada construida en un clima cálido extremo, por ello, decidimos titular nuestro trabajo como:

 

“HERRERA A LA VANGUARDIA DEL ESTANDAR PASSIVHAUS”

Pero pasemos en primer lugar a indicar cuál es la relación con los objetivos de Desarrollo Sostenible y para ello es necesario definir que es “PASSIVHAUS” o “CASA PASIVA”.

 

DEFINICIÓN:

El Estándar Passivhaus responde a otra forma de construir buscando el menor consumo de energía y el mayor confort posible. Se trata, por  tanto, de un tipo de vivienda creada para mantener las condiciones atmosféricas ideales en su interior logrando un ahorro energético que oscila entre el 70% y el 90% respecto a una vivienda convencional. El objetivo último del estándar es limitar la demanda de energía a 15 kWh/m2a para calefacción y refrigeración, logrando así edificios de consumo de energía casi nulo.

 

Sólo con esto ya es fácil intuir cuál es su aportación al tema que nos ocupa de Objetivos de Desarrollo Sostenible, y así lo relacionamos principalmente en pro de la consecución del  Objetivo nº 13: “Acción por el planeta: adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático”.

 

Hagamos unas breves reflexiones:

 

Los edificios son responsables de alrededor del 40% del total de la energía que consumimos y, por lo tanto, de la contaminación que este consumo genera.

 

Durante la cumbre mundial celebrada en parís, en diciembre de 2015, se firmó un acuerdo para conseguir que en 2050 la temperatura media del planeta no subiese más de 2ºc con respecto a los niveles preindustriales. Lograr este objetivo solo será posible si damos estricto cumplimiento a la directiva europea 2010/31 sobre eficiencia energética.

 

Hechas estas reflexiones sigamos adelante dando a conocer con más detalle cuáles son las ventajas de una PASSIVHAUS, cuál es su origen,  qué principios básicos debe de cumplir y cuáles son los requisitos para ser obtener la certificación.

 

VENTAJAS:

Las Casas Pasivas o Passivhaus constituyen todo un ejemplo de sostenibilidad. No son buenas únicamente en el plano económico, sino también en el social y el medioambiental. Numerosos estudios avalan la idoneidad para la salud de los habitantes de este tipo de casas, ya que su renovación inteligente del aire, su incidencia de la luz solar y su construcción con materiales naturales y menos contaminantes que los convencionales ayudan a prevenir y reducir enfermedades e infecciones de las vías respiratorias.

 

Desde la Plataforma de Edificación Passihvaus se señalan cinco ventajas fundamentales que supondrá la aplicación de este estándar  de construcción en la sociedad:

  • Reducción de las emisiones de CO2 en un porcentaje de entre el 70% -90%.
  • Reducción significativa de la demanda energética y ahorro entre el 70% -90%.
  • Reducción de la pobreza energética.
  • Máximos niveles de confort (higrotérmico y acústico). Máximos niveles de calidad del aire interior y por lo tanto también de una mejora en salud.
  • Dinamización del sector y generación de nuevos puestos de trabajo. Creación de nuevas empresas y mayor cualificación de los profesionales

 

ORIGEN

Aunque es ahora cuando está cobrando un especial protagonismo, lo cierto es que para encontrar el origen del concepto de “Casa Pasiva” hay que remontarse casi  tres décadas atrás. En 1988 los profesores Bo Adamson, de la Lund University de Suecia, y Wolfgang  Feist, del Instituto de Edificación y Medio Ambiente de Alemania, idearon este tipo de estructura y acuñaron el término passivhaus (“casa pasiva” en alemán). Hoy, esta palabra sirve además para dar nombre al sistema de estandarización –emitido por el Passivhaus Institut alemán- bajo el que todas las construcciones pasivas del mundo tienen que cumplir una serie de requisitos para ser clasificadas como tal.

 

PRINCIPIOS

El Estándar Passivhaus establece cinco principios básicos en la construcción de este tipo de vivienda, y son los siguientes:

1.- AISLAMIENTO TERMICO:

Un excelente aislamiento térmico de la envolvente permite que la temperatura alcanzada en el interior, no se vaya hacia el exterior.

 

2.- CERRAMIENTOS DE ALTA CALIDAD Y EFICIENCIA

El segundo de los principios Passivhaus hace referencia a los cerramientos (puertas y ventanas) de altas prestaciones.

 

3.- AUSENCIA DE PUENTES TERMICOS:

Los Puentes térmicos son pérdidas / ganancias de temperatura no deseada. Los puentes térmicos son aquellos puntos en los que la envolvente de un edificio se debilita debido a un cambio de su composición o al encuentro de distintos planos o elementos constructivos.

 

4.- ESTANQUEIDAD DEL AIRE:

El cuarto de los principios Passivhaus hace referencia a que la casa debe tener un gran hermetismo, por lo que el aire y la temperatura del exterior no traspasen al interior.

 

5.- VENTILACION MECANICA CON RECUPERACION DE CALOR:

Este último se refiere a la ventilación y la renovación del aire sin pérdida de energía y sin gasto energético.

 

REQUISITOS PARA LA CERTIFICACIÓN

Para que la casa sea certificada como Passivhaus debe cumplir los siguientes requisitos básicos

 


Diptico VIII Jornadadas Culturales Desarrollo Sostenible
Requisitos para la certificación de Passivhaus

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez conocedores de qué es una PASSIVHAUS o CASA PASIVA, vamos a centrarnos en ese sorprendente descubrimiento que no es otro que la existencia de una de ellas construida en Herrera.

 

“PASSIVHAUS HERRERA”

Lo primero que podemos decir es que “PASSIHAUS HERRERA” es la primera casa pasiva certificada construida de forma tradicional con ladrillos de arcilla cocida.  Fue la segunda certificada en Andalucía y actualmente sólo existen cuatro certificadas en nuestra comunidad.

El artífice de este proyecto es Juan Manuel Aragón, responsable de Calidad y Medio Ambiente de AGTecno3, que es un empresa familiar dedicada desde hace cuatro décadas a la fabricación de ladrillos.

Según nos cuenta todo empieza en 2012. Por su profesión siempre había estado muy en contacto con la evolución de los mercados energéticos, la dependencia de los combustibles fósiles y sus precios cada vez más elevados. Teniendo todo esto presente comienza a estudiar el proyecto de su futura casa. Investiga y se informa sobre máquinas y sistemas de climatización, los más eficientes y disponibles en el mercado, con la intención de conseguir consumos reducidos y no tener una gran dependencia energética. Pero cuál fue su sorpresa cuando poco a poco fue descubriendo que existían sistemas pasivos y técnicas con las que la vivienda no necesitaría una máquina que consumiese poca energía, sino que dicha vivienda necesitaría muy poca energía y esta podría ser incluso proveniente  de energías renovables. Es entonces cuando cambia su forma de pensar, pasando de la búsqueda de máquinas eficientes a diseñar una casa eficiente, y así empieza a estudiar los sistemas pasivos y termina descubriendo el estándar Passivhaus.

Cuando Juan Manuel Aragón empieza a hablar, hace algunos años, de construir una casa siguiendo el estándar Passivhaus, no había apenas profesionales en España que le comprendieran. Además, ninguno de los entendidos le hubiera recomendado crear una envolvente de ladrillo para una casa pasiva, sino intentarlo con una estructura de entramado de madera, que es la fórmula dominante en este tipo de obras. Sin embargo, su interés por la construcción sostenible y su aprecio por las cualidades del ladrillo como material de construcción no le hicieron desistir hasta lograr su objetivo, y así, descubrió cómo construir una envolvente de ladrillo cocido apta para hacer frente a las inclemencias climáticas extremas de Herrera (temperaturas máximas de 45º en verano y mínimas de 3º en invierno).

En su afán por conseguir el confort óptimo y reducir el consumo energético en su proyecto, tomó todas las medidas a su alcance, empezando por orientar la fachada principal al norte.

Al usar el ladrillo como material de obra, tampoco hizo falta mano de obra especializada para construir la casa, solamente seguir un estricto control para eliminar todos los puentes térmicos de la envolvente. Esto se logró  con una estructura compuesta de ladrillo macizo exterior autoventilado con fachada pasante autoportante, más aislamiento, más un ladrillo hueco interior. Se trata de un sistema con un coste competitivo y que ofrece una gran durabilidad, resistencia y menor mantenimiento frente a otras soluciones.

Para lograr la estanqueidad del aire se utilizaron bandas de goma para evitar infiltraciones en paredes y ventanas. Se instalaron ventanas homologadas elaboradas con perfiles de madera laminada de doble o triple cristal con un gas inerte en el interior. Los cristales son “bajo emisivo” que refleja el calor en el interior de la casa en invierno y lo mantiene en el exterior durante el verano.

Como medida complementaria se evitó que las ventanas estuvieran dirigidas al sur y cuentan con láminas de aluminio para proteger el interior del sol en verano.

La cubierta plana, que además se usa de terraza, funciona como la quinta fachada ventilada de la vivienda, debido a su suelo flotante que permite que el aire caliente se escape por allí. Además de contar con una piscina en la cubierta, se instaló una montera de cristal de 12m2 en esta superficie plana. Esta apertura proporciona luz adicional a las estancias centrales de la vivienda y funciona como un sistema de calefacción pasivo en invierno, alcanzándose un aporte de calefacción del 30% aproximadamente en el interior de la vivienda. A la vez cuenta con un sistema de cierre automático para evitar excesos de temperatura en estaciones calurosas.

La casa tiene instalado un sistema de “Ventilación Mecánica Controlada” con intercambiador térmico que proporciona hasta un92% de recuperación del calor, y un conducto canadiense para aprovechar la temperatura del terreno (energía geotérica). Esta instalación extrae el aire viciado e introduce continuamente aire limpio y filtrado del exterior, sin pérdidas de temperatura.

Por otra parte la vivienda cuenta con suelo radiante con aporte energético mediante captadores solares y placas fotovoltáicas en invierno y refrescante en verano mediante disipación de calor bajo el terreno (intercambiador geotérmico).

Teniendo en cuenta la escasez de los recursos hídricos frecuentes en Andalucía, también optó por instalar un depósito de hormigón armado, enterrado bajo la construcción y con sistema de depuración para recuperar las aguas pluviales.

Gracias a su diseño, orientación y sistemas pasivos se ha conseguido una temperatura interior de 21ºC en invierno y 25ºC en verano con aportes de energía casi nulos.

Tras superar todos los tests, en noviembre de 2017 la vivienda recibió el certificado oficial de Passivhaus, requisito imprescindible para garantizar la calidad de la obra, y a la vez, demostrando que se puede construir bajo el estándar passihaus con materiales tradicionales como el ladrillo cerámico.

Juan Manuel Aragón cree que se podría crear una tipología de vivienda pasiva básica que no tendría que ser necesariamente más cara que una vivienda convencional. Por otra parte, destaca que cualquier sobrecoste se recupera rápidamente gracias al enorme ahorro energético. Y destaca la sensación indescriptible de confort que se vive y disfruta en estas casas.

Si bien éste ha sido el descubrimiento que más nos sorprendió en relación al objetivo nº 13 “Acción por el Clima”, es cierto que en Herrera se están implantando una serie de medidas que redundan en avanzar en la consecución de este mismo objetivo, como son la instalación de una planta fotovoltaica en el colegio, y la utilización en éste de biomasa y gas natural para la calefacción, la utilización de gas natural para la piscina climatizada, o la cada vez mayor implantación en los hogares de sistemas de calefacción por biomasa y placas solares.

Dicho todo esto permítanme finalizar esta  exposición con un breve video de lo que ha sido el tema protagonista de nuestro trabajo y que hemos titulado:

“HERRERA A LA VANGUARDIA DEL ESTANDAR PASSIVHAUSE”

(Proyección del Vídeo Passivhaus Herrera)

https://www.youtube.com/watch?v=_e4WVjEmaxk&feature=youtu.be

 

Finalizo con esta cita que quisiera no echáramos en el olvido:

Cuando las generaciones futuras juzguen a las que vinieron antes, respecto a temas ambientales, tal vez lleguen a la conclusión de que no sabían: evitemos pasar a la historia como las generaciones que sí sabían, pero no les importó. 

Mikhail Gorbachev

 

Herrera a la Vanguardia del Estandar PassivHaus - AGTecno-3 Sevilla 2 Herrera a la Vanguardia del Estandar PassivHaus - AGTecno-3 Sevilla 3 Herrera a la Vanguardia del Estandar PassivHaus - AGTecno-3 Sevilla 4 Herrera a la Vanguardia del Estandar PassivHaus - AGTecno-3 Sevilla 5 Herrera a la Vanguardia del Estandar PassivHaus - AGTecno-3 Sevilla 6 Herrera a la Vanguardia del Estandar PassivHaus - AGTecno-3 Sevilla 7

Compartir

No hay comentarios

Deja un comentario: